Flores

Todas estas maravillas están ahí, ilustran una parte de mis dias, en el recodo de una calle, en un parque, colocados sobre la mesa de una casa o aún silenciosamente escondidos en un bosque, agregan un fuego de color, un aliento que conduce a la maravilla, a la meditación. Los amo especialmente porque mi apodo es Flor.